¿Qué es un crédito prendario?

El crédito prendario también es llamado pignoraticio y, en un inicio, puede resultar un poco desconocido.

No obstante, si en vez de usar la palabra “pignoración”, utilizamos el término “empeños”, ya podemos tener una idea más clara de a qué se refiere.

Básicamente se habla de lo mismo: el crédito prendario y los empeños están relacionados al préstamo de dinero a cambio de dar un objeto en prenda.

¿Qué es un crédito o préstamo prendario?


Préstamo prendario

El crédito prendario se basa en ofrecer una garantía de dinero utilizando una prenda de valor. La custodia de todo este proceso pasaría a manos de los prestamistas, acreedores o la entidad financiera durante un determinado periodo en el que el préstamo estará vigente.

En caso de que la persona deudora no cumpliese con sus obligaciones con el prestamista, el bien utilizado como prenda se podrá subastar o vender con el objetivo de recuperar el importe prestado.

¿Cuáles son las características del crédito prendario?


En lo particular, los créditos siempre ofrecen una serie de cláusulas o peculiaridades que las hacen únicas.

En este caso, una de las cosas que más sobresalen de este modo de crédito es que distintas entidades financieras normalmente lo ofrecen a personas con cierto perfil competente, con un patrimonio que supera una cantidad de dinero específica. Bancos como BBVA suelen ofrecerlo.

Asimismo, a veces el producto de crédito prendario está dentro del catálogo de una entidad financiera como un producto independiente. Caja Arequipa, por ejemplo, lo ofrece en su página web.

Préstamo prendario en casas de empeños

Este tipo de crédito también es una modalidad de trabajo habitual en las casas de empeños y su proceso suele ser bastante sencillo. Cualquier bien en prenda que se deje tendrá que presumirse en un valor específico; luego, será tasado por el encargado de la casa de empeños.

En cuanto a la tasación, esta será más ventajosa para el deudor mientras más demanda exista de ese bien (estando en excelente estado).

Seguidamente, la entidad es quien dará a conocer al cliente cada una de las condiciones del préstamo donde suelen incluir lo siguiente:

  • Plazo de amortización
  • Importe de cuotas
  • Fechas de pago
  • Tipo de interés

El sujeto que solicite este préstamo debe estar al tanto de cuándo podrá recuperar el bien o cuáles circunstancias existen para darlo por perdido definitivamente.

Ahora bien, en caso de que el cliente acepte, el proceso se hará formalmente con un contrato y se le hará entrega del importe que ha sido prestado.

Como puedes ver, el procedimiento es bastante rápido y sencillo, lo que da la posibilidad de conseguir el dinero casi de inmediato si se dispone de un bien lo suficientemente bueno para dejarlo como prenda.

Préstamo prendario en entidades bancarias

Poniendo el mismo contexto pero involucrando a las entidades bancarias, normalmente las cifras suelen ser superiores a aquellas que se manejan en casas de empeño.

Como mencionábamos antes, el crédito prendario en algunos casos es una opción especial donde solo los más aptos pueden acceder a él (aquellos con buen historial crediticio o un patrimonio notable).

También es una forma de crédito que ha ido creciendo en cuanto a demanda, por lo que algunas entidades bancarias tienden a ofrecerlas en sus opciones crediticias.

Discrepando de otros productos financieros como las hipotecas, por ejemplo (donde el préstamo puede ser la casa), el crédito prendario posee un plazo de devolución del dinero menor donde los intereses también suelen ser menores al préstamo personal.

¿Qué prendas aceptan los bancos?


Crédito prendario

Es difícil determinar cómo opera cada entidad financiera del Perú, sin embargo lo más común es que tengan preferencia por activos financieros (depósitos, acciones, participación en fondos de inversión o seguros).

Claro que, existen otros casos donde aceptan bienes inmuebles como un local comercial que no se esté usando, por ejemplo.

También te recomendamos leer: Organiza tu dinero al máximo

Asimismo, el costo de un crédito prendario normalmente es más bajo que el de una hipoteca, razón especial por la que cada vez hay más personas recurriendo a este tipo de préstamo.

Pero como hemos venido recalcando, siempre dependerá de la entidad y su modalidad de trabajo. Si estás por contratar este tipo de créditos, te recomendamos acudir a tu entidad bancaria y solicitar más detalles del préstamo prendario.

Beneficios de un Crédito Prendario


Teniendo en cuenta todo lo anterior, es momento de pasar a los beneficios que puedes obtener al solicitar este tipo de crédito:

1. Tasas de intereses más bajos

Tal vez (y en caso de que busques entre otras ofertas), tengas la posibilidad de acceder a un préstamo prendario con una tasa de interés muy baja. Al existir varias entidades financieras que tienen este producto la competencia es más alta. Te recomendamos comparar bien cada oferta para tomar una decisión correcta sobre el préstamo y que recuperes tu bien lo antes posible.

2. Es un préstamo en donde nadie «pierde»

Este caso va enfocado para aquellos buenos deudores que pagan a tiempo y cumplen con el compromiso de la caja, entidad o casa de empeños. En el mejor de los casos, ambas partes ganan.

En caso de que se presente un problema, no vas a salir tan perjudicado ni tampoco aquel que te prestó. Esto es porque cuando se quedan con tu bien, la deuda se anula y dejará de acumularse (algo distinto a cuando accedes a un préstamo con el banco). Es verdad… pierdes tu prenda, pero te ahorrarás el daño de tener un mal historial crediticio.

Beneficios

En ciertos casos y con el motivo de evitar la pérdida de tu bien (o que quieras recuperarlo), las empresas encargadas en hacer el préstamo te dan la alternativa de que continúes pagando los intereses y comisiones hasta saldar la deuda. Es parecido a una renovación de contrato.

Por supuesto, la mejor opción es que pagues según lo acordado para que no crezca y puedas sacarle provecho al préstamo.

3. Aprobación en poco tiempo

Este tipo de préstamo es casi inmediato. Dependerá mucho del tiempo que demores en mostrar el bien que quieres empeñar para valorarlo y, por supuesto, de la caja, entidad financiera o casa de empeño que has elegido.  En caso de que lo primero pase prueba, existen cajas que pueden darte el dinero en 24 horas, algo realmente rápido.

4. Posibilidad de acceder al crédito aun siendo TOP

Aun teniendo un historial crediticio negativo, tienes posibilidades de obtener este tipo de crédito. Por supuesto, nuestra recomendación es que no te dejes calificar como CPP (Cliente con Problemas Potenciales).

Como sabrás, cada entidad financiera tiene sus propios requisitos para poder darte un préstamo prendario. En ese sentido, deberás investigar bien sobre cómo calificar o no para la entidad a la que estás apuntando. Recuerda, elige según tus posibilidades y necesidades.

Conclusión


Teniendo el hecho de que no hay comisiones por amortización ni por cancelación de prenda anticipada (como sí sucede con hipotecas u otros préstamos), es una forma interesante de acudir a un crédito ya que no existe mucha carga para la economía personal.

También te recomendamos leer: ¿Son diferentes las tarjetas de débito y de crédito?

Por pequeña o gran escala que sea, el crédito prendario es una manera de acceder a financiación que puede resultar ventajoso.

Como recomendación final, siempre es bueno acudir a la entidad financiera y solicitar más información al respecto.

Si tienes algún comentario, no dudes en utilizar la caja que verás más abajo y escribirnos.

Autor

Administración Marketing

Valora este artículo
0 votos, promedio: 0,00 de 40 votos, promedio: 0,00 de 40 votos, promedio: 0,00 de 40 votos, promedio: 0,00 de 4
Cargando...
Comparte
Comenta

Deja una respuesta