Diferencias entre activo corriente y no corriente

El activo corriente y no corriente suele ser un tema de confusión para muchas personas. Teniendo en cuenta que se trata de un concepto con relación a la contabilidad y finanzas en general, es bueno comenzar diciendo que: ¡No tengas miedo!

Entrando un poco en contexto, la empresa que posea mayoritariamente los activos no corrientes, definitivamente tiene más dificultad a la hora de respaldar todo tipo de obligación en un corto periodo de tiempo. Esto sucede porque es más complicado dar garantía al acreedor que tendremos el dinero suficiente para cubrir con la obligación.

Pero en definitiva, ¿Qué son los activos corrientes y no corrientes? Tener bien claro qué es podrá serte de utilidad en futuros escenarios, en especial si eres empresario o piensas serlo. Hoy vemos los conceptos en profundidad, como también algunos ejemplos útiles y sus diferencias. ¿Estás listo?

¡Comencemos!

¿Qué es el activo corriente?

activo corriente

El activo corriente es también denominado como activo circulante. Este es el activo principal de cualquier entidad o compañía que puede hacerse líquido. En términos más generales, empresas que pueden convertir dinero en un plazo menor a 12 meses. 

Suele suceder mucho con el dinero del banco, inversiones financieras o entidades / empresas. 

También se define como los recursos requeridos para poder ejecutar acciones diarias en una empresa. El término de “corriente” se refiere a la de un activo que está en movimiento constante porque puede venderse, usarse, entregarse como medio de pago, etc. 

Te puede interesar: 10 formas simples de ahorrar dinero

Ejemplos de Activo Corriente

Para dar un mejor contexto sobre el concepto, hemos preparado algunos ejemplos de activo corriente:

Mercancías

Estas son las que una empresa vende y es un claro ejemplo del activo corriente. De igual forma, involucra las materias primeras que dicha compañía utiliza para la producción de productos que distribuye o comercializa. 

También se considera como activo corriente el dinero que la empresa posee en las cuentas corrientes, en las finanzas que se constituyeron a corto plazo, entre otros.

Dinero en el banco

Puede considerarse como activo corriente el dinero del banco siempre y cuando permanezca en la cuenta corriente de la entidad o compañía. 

Mobiliario

El mobiliario de una compañía se considerará activo corriente siempre y cuando se compre para luego venderse. Con esto, pasarían a figurar como “existencias”. 

Deudas de clientes

El dinero que un cliente puede deber a la empresa también es considerado como activo corriente.

Bienes y derechos consumibles

Se refiere a bienes y derechos de una empresa que van a venderse o hacerse líquidos dentro del contexto de actividad económica, dependiendo de a qué se dedique la compañía a corto plazo que no supere los 12 meses. 

¿Qué es el activo no corriente?

activo no corriente

Cuando hablamos del activo no corriente (también llamado como activo fijo), este se constituye por todos los activos de una empresa que se transforman en líquido dentro de un corto plazo, es decir, menor a 12 meses. 

El activo no corriente entonces, se forma de los activos que se convierten en dinero con periodos de tiempo que superen los 12 meses, pasando a ser de largo plazo. 

Te puede interesar: Ventajas del crédito capital de trabajo

Ejemplo de activo no corriente

Del mismo modo que en el ejemplo anterior, esta vez damos un contexto de diferentes escenarios para el activo no corriente:

Créditos a largo plazo

Se tratan de créditos que permanecen en activo no corriente ya que pueden convertirse en dinero en un periodo que supere los 12 meses.

Mobiliario de empresa

En este caso no se busca la venta mobiliaria, sino el uso para desarrollar la actividad económica en la compañía. En este punto entran los muebles, mesas, sillas, ordenadores y otros elementos que no vendan pero que se puedan usar dentro de la actividad empresarial y así mejorar la productividad de los trabajadores. 

Acciones

Las acciones pertenecen al activo no corriente porque no buscan ser vendidos a corto plazo, es decir, periodo superior a 12 meses. 

Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre activo corriente y no corriente?

Con todo lo tratado hasta el momento, la diferencia entre activo corriente y no corriente es la vocación de permanencia que tienen los bienes dentro del patrimonio de una empresa.

Es decir, el activo no corriente (también activo fijo), es un grupo de elementos que terminan por generar la configuración o estructura de una entidad y que comienzan a formar parte del patrimonio en un plazo mayor a 12 meses. 

Por otro lado, el activo corriente o circulante es el que se conforma por bienes y derechos que se usan en el desarrollo cotidiano de actividades y que a raíz de ello, pasan a ser consumidos o pueden convertirse en dinero siempre en un plazo no mayor a 12 meses. 

Los materiales que no pueden movilizarse o inversiones a largo plazo pertenecen a los activo no corriente. Por otro lado, los deudores comerciales, las existencias o inversiones financieras a corto plazo, etc., son los activos corrientes.

Conclusión

Con todo lo expuesto en líneas anteriores, ahora tienes una idea más clara de qué se trata un activo corriente y uno no corriente, como también sus diferencias y ejemplos. Recuerda que siempre es bueno tener este tipo de conceptos presente ya que de una u otra manera los verás en algún momento. 

Por supuesto, si todavía tienes muchas dudas con respecto al tema, te invitamos a participar en la caja de comentarios que encontrarás al final de este artículo. También te invitamos a descubrir nuestro producto Crédito Capital de Trabajo, que te otorga liquidez para tu negocio y así comprar mercadería, insumos, materiales o materia prima.

Autor

Administración Marketing

Valora este artículo
0 votos, promedio: 0,00 de 40 votos, promedio: 0,00 de 40 votos, promedio: 0,00 de 40 votos, promedio: 0,00 de 4
Cargando...
Comparte
Comenta

Deja una respuesta